Pequeños descubrimientos (Zoología y Botánica)

Pequeños descubrimientos

¿Cuántas especies de animales y plantas conoces? ¿Cuántas hay realmente? Probablemente a la primera pregunta puedas responder, pero ¿qué pasa con la segunda? Muy sencillo, nadie lo sabe, pero existen estimaciones que pueden considerarse fiables.

tabla 1 artículo 3

Haciendo un sencillito cálculo utilizando el número de especies descritas y la cifra aceptable te darás cuenta de que conocemos un 84% de las especies vegetales existentes (que no está nada mal, minipunto para los botánicos) y un 23% de las especies animales (los animales se mueven y se esconden, eso nos dificulta el trabajo a los zoólogos…).

Lo cierto es que cada año se descubren nuevas especies, pero solamente tienen repercusión mediática si estas resultan “atractivas” para el ojo humano (seamos realistas, a la mayoría de personas les interesa más la vida de cualquier famosillo de escasa inteligencia, no quiero decir nombres, pero tal vez sea DJ). Este antropocentrismo hace que muchas de las nuevas especies, tanto animales como vegetales, pasen desapercibidas, de manera que casi nadie toma conciencia de la existencia de las mismas.

Hace poco la cadena montañosa de los Ghats occidentales, la cual corre paralela a la costa oeste de la India, fue el escenario del descubrimiento de siete nuevas especies de ranas nocturnas del género Nyctybatrachus por parte de un grupo de investigadores de la Universidad de Delhi. Este género endémico de la región consta de 35 especies, más de la mitad de ellas descubiertas en los últimos 5 años.

IMAGEN ARTICULO 3 ZOOLOGÍA

Estudios moleculares, diferencias en el canto y estudios morfológicos detallados de las nuevas especies han sido fundamentales a la hora de diferenciarlas, ya que a simple vista son bastante parecidas. Sus colores discretos, la similitud de sus llamadas con las de algunos insectos y su diminuto tamaño (algunas pueden posarse perfectamente sobre la uña del dedo pulgar de cualquier persona) las han ayudado a pasar desapercibidas durante años escondidas entre la hojarasca de los bosques y zonas pantanosas.

Estad atentos cuando salgáis al campo, tal vez tengáis la suerte de descubrir una nueva especie (no es broma, la Cuenca Mediterránea es un Hotspot de biodiversidad, al igual que la cadena montañosa de los Ghats occidentales).

El artículo original puede leerse en la siguiente dirección:

https://doi.org/10.7717/peerj.3007

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s