Los orígenes de la metalurgia

Héphaïstos.jpg

Hefesto en la fragua, por Guillaume Coustou

La metalurgia es una industria muy importante en nuestra sociedad, utilizamos los metales en infinidad de aplicaciones: construcción, cocina, prótesis, automovilística, joyería, música, joyería, escultura, etc. Y aunque podríamos tratar de bastantes temas relacionados con ellos, hoy me gustaría hablar de sus orígenes y su importancia histórica.

Probablemente, los primeros metales fueron encontrados en forma de pepitas, y lo más seguro fueran de cobre u oro, de los pocos metales que se pueden encontrar libres en la naturaleza. El primer uso que se les dio fue el ornamental, al igual que otros objetos llamativos, como piedras de colores o perlas por ejemplo. Pero los metales poseen una propiedad que los diferencia de otros objetos decorativos, la maleabilidad, es decir, se puede deformar, aplanándose, sin romperse. Cuando se descubriera esta propiedad, no mucho después de que se empezara a utilizar como decoración, el ser humano empezaría a experimentar, golpeándolos para crear nuevas formas.

Aquellos que trabajaron el cobre encontraron que se le podía dotar de un filo más cortante, más difícil de mellar, y más fácil de afilar, que el de otras herramientas de piedra. Probablemente lo único que impidió el uso extendido del cobre para la fabricación de herramientas y ornamentación fue su escasez. Esto cambió cuando se descubrió que se podía obtener el cobre de unas piedras azuladas.

Edad del cobre

8aa8b1e6-0430-40a2-aba7-11e979a7c8bb

Aunque la primera evidencia de una fundición de cobre se encuentra en la montaña de Rudnik, Serbia, datada del 5000 a.C., el descubrimiento formal de este hecho, y la extensión de su uso, pudo haber sido en el 4000 a.C., en las regiones del este de Sumeria, el actual Irán, o en la península de Sinaín, al este de Egipto. Es posible que el descubrimiento se realizara por accidente, al encender un fuego en una zona con trozos del mineral, y que al apagar el fuego pequeñas gotas de cobre brillante destacaran en las cenizas. Tras dicho descubrimiento el cobre sería lo bastante abundante como para que se extendiera su uso en la fabricación de herramientas.

Edad del bronce

las-caracteristicas-mas-destacadas-de-la-edad-del-bronce-1-620x349

Sobre el 3000 a.C. se descubrió una variante del cobre más tenaz al calentar juntos minerales de estaño y cobre. A la aleación resultante se le denominó bronce, siendo alrededor del 2000 a.C. lo bastante común como para su uso en la confección de armas, armaduras y herramientas. Este descubrimiento fue de gran importancia. Supuso una diferencia notable en las guerras, aquellos pueblos que utilizaban este material en armas, flechas y armaduras tenían una gran ventaja contra aquellos que no disponían de tal tecnología. También conllevó un incremento en la presencia de prospectores de metal, intensificó el comercio, y sus forjadores gozaban de gran prestigio en la sociedad, tanto que se divinizó su oficio en Hefesto, dios mitológico de la fragua.

Edad del hierro

instrumentalagricolahierro-655x368

De nuevo, el descubrimiento de un metal más tenaz favorecería a aquellos que supieran trabajarlo. Hasta aquel entonces el hierro era un mineral muy escaso, no parecía haber ningún procedimiento para obtenerlo de las piedras. El hierro está “unido” más firmemente que el cobre para formar el mineral, el fuego de leña no bastaba para su obtención, se necesitaba más calor.

El secreto de su fundición fue desvelado en el extremo oriental de Asia Menor, alrededor de 1500 a.C., mediante el uso de carbón vegetal y un fuelle para mejorar la ventilación. Los hititas, que habían levantado un poderoso imperio en Asia Menor, fueron los primeros en el uso del hierro en la confección de herramientas, armas y armaduras. Aunque el hierro puro no es muy tenaz, un instrumento o armadura de hierro mejoraba sus propiedades en gran medida al dejarse formar una aleación con el carbón vegetal. Dicha aleación, lo que conocemos como acero, se extendía como una piel sobre los objetos sometidos al tratamiento, confiriéndoles propiedades superiores a las del bronce.

El descubrimiento hitita supuso un punto clave en la metalurgia del hierro, y la extensión de dicho conocimiento supuso grandes hechos históricos. Los dorios, tribu griega, equipados con armas de hierro invadieron la península de Grecia alrededor del 1100 a.C., venciendo a los pueblos micénicos que, aún tratándose de una civilización más avanzada en general, sólo disponían de bronce. Los filisteos penetraron en Canaán portando armamento de hierro, ante los cuales los israelitas permanecieron indefensos hasta que fueron capaces de fabricar sus propias armas de hierro bajo el mando de Saúl. También, los asirios fueron capaces de formar un poderoso imperio alrededor de 900 a.C. al ser el primer ejército abundantemente equipado con hierro de buena calidad.

Para terminar, me gustaría cerrar el artículo con una cita del filósofo inglés Francis Bacon que creo que ilustra bastante bien todo lo expuesto, ya que, incluso en lo bruto de las guerras antiguas en las que aún no existían las armas de fuego, se hace notar la gran verdad “El conocimiento es poder”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s