“Yo te sigo” – Plasmodium chabaudi, siempre a su ritmo.

¡Hola a todos!

Desde que comencé en el mundo de la parasitología, me he encontrado personas que han confundido esta rama de la ciencia con otras como la bacteriología “los parásitos son bacterias, ¿no?” (aunque en su sentido amplio, no estaban tan equivocados) o no sabía de su existencia y por la fonética lo confundieron con “parapsicología“. Esto me hizo comprender la necesidad de mostrar al mundo este fascinante mundo. Y como para explicar qué es un parásito siempre “echo mano” de la malaria por ser la más conocida, pensé que sería interesante enseñaros alguna foto de una especie con la que trabajamos en el laboratorio y alguna de sus curiosidades.

 

Todas las especies que causan la malaria se agrupan dentro del género Plasmodium, dentro del cual encontramos especies muy diversas que causan la enfermedad a aves, reptiles y mamíferos. Las que causan la enfermedad en roedores son P. yoelii, P. berghei, P. vinckei y P. chabaudi. También se suele trabajar con especies que causan la enfermedad en humanos, aunque nos tenemos que restringir a modelos in vitro (queda feo hacer in vivo con estos); las especies de malaria humana son P. vivax, P. ovale, P, malarie (ahora dividida en 2 especies), P. knowlesi y la más severa de todas P. falciparum.

La especie de la imagen es P. chabaudi, de la que caí enamorado científicamente por dos cosas muy curiosas;

  1. No mata al hospedador. No siempre es lo mejor para el modelo por la enfermedad que causa, pero ayuda al estudio.
  2. Se sincronizan cual banda callejera en un musical de Broadway.

Estos parásitos son capaces de tener todos forma de anillo (trofozoíto inmaduro) por la mañana, trofozoíto maduro (en la que se alimentan) por la tarde y la forma de división por la noche (schizonte), sincronizándose con los ritmos circadianos del hospedador, habiendo coevolucionado con este. Los ratones son animales que son más activos al atardecer, momento en el que se alimentan aumentando los niveles de glucosa, y es aproximadamente a esa hora cuando chabaudi pasa a su fase proliferativa, simplemente genial.

En las siguientes imágenes podemos ver fotografías de microscopía de P. chabaudi y una representación de cada una de las partes que podemos diferenciar.

29244526_10213809537104525_277325394057625600_o(1)

Imagen 1. Imagen a microscopía óptica x100 con tinción Giemsa. Podemos ver un trofozoito de P. chabaudi, fase en forma de anillo que parasita los glóbulos rojos (este parásito está fuera de él al haberse roto la célula hospedadora)

Pcc

Imagen 2. Representación del trofozoíto con referencias a cada una de las partes visibles en microscopía óptica. Este parásito desarrolla una vacuola (“bolsa” de agua, sales, proteínas…) en la zona central que da la forma de anillo.

¡Y hasta aquí la imagen de microscopía de hoy!

¡Espero que os haya gustado!

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s