Productos ecológicos.

¿Qué piensas cuando escuchas hablar de los productos ecológicos? Seguramente pienses algo sobre que son la última moda o que son mejores que los productos que hemos tomado convencionalmente.

Si ponemos en el buscador las palabras “productos ecológicos” lo primero que nos aparecen son tiendas donde los venden, ya sean físicas u online, y páginas donde te explican las razones por las que debemos de consumirlos.
Sin embargo, ¿sabemos realmente los beneficios y las contraindicaciones de los productos ecológicos? En este artículo vamos a comentar las opiniones de algunos de los científicos más puestos en este tema y aprender a pensar si queremos o no consumir productos ecológicos.

producto eco

Los productos ecológicos provienen de una agricultura ecológica que es un sistema de cultivo en el cual no se utilizan productos químicos sintéticos u organismos genéticamente modificados (OGM’s) ni para abono ni para combatir las plagas. El objetivo de este sistema es la obtención de productos más sanos para la salud y mantener un sistema ecológico y económicamente estable.

Existen numerosos estudios que afirman que la cantidad de metales pesados tóxicos como por ejemplo es el Cadmio es menor en productos ecológicos que en productos convencionales a igual que la cantidad de ácidos grasos beneficiosos de la leche y la carne que es mayor en productos ecológicos que en productos convencionales.

Por otro lado, tenemos el sabor del producto. Aquellas personas que apoyan a los productos ecológicos también apoyan que su sabor es más sabroso en comparación con aquellos productos tratados con insecticidas, sin embargo, la ciencia contrasta estos datos ya que el sabor de un producto no proviene de la forma en la que haya sido cultivado, sino del momento de maduración y el momento de ser vendido.

Además de todos los puntos comentados, hay que tener en cuenta que todos los productos, tanto los ecológicos como los convencionales, pasan un control de calidad por lo que una persona que consuma productos convencionales no está “destrozando” su salud frente a una que consuma productos ecológicos.

En la actualidad, la población busca productos similares, es decir, productos que tengan la misma apariencia, mismo brillo, mismo tamaño, nada de manchas, nada de “desperfectos”, sin embargo esto con los productos ecológicos no ocurre. Los productos convencionales se producen en una mayor cantidad que los productos ecológicos y se pueden tomar la molestia de excluir los productos “feos” de los que la población compraría mientras que con los productos ecológicos esto es más complicado ya que todos los productos que se cosechan salen al mercado y siempre no gustan al público.

producto eco1

Por otra parte está el problema de la duración de los productos. Los productos tratados con insecticidas químicos y con conservantes son capaces de aguantar un periodo de tiempo largo mientras que los productos ecológicos tienen un tiempo de duración mucho menor. Esto indica que los productos ecológicos no pueden ser transportados a otros países o simplemente, no puedes tenerlo en tu nevera más de 2 semanas.

Enfocando estos productos ecológicos a frutas y verduras, hay que tener en cuenta que la
población que consuma estos productos deben ceñirse a las frutas y verduras de temporada ya que no pueden cultivar una sandía en invierno sin usar productos químicos. Es cierto que este punto se está investigando cada vez más y la idea de los invernaderos ecológicos está en expansión pero tienen un problema principal y es la fertilización del suelo para poder cultivar ya que con los productos convencionales se utilizan muchos fertilizantes químicos y es más fácil la fertilización mientras que la agricultura ecológica cuesta un poco más.

producto eco2

Y para terminar con este artículo, un punto de bastante importancia en nuestra sociedad es el tema económico. Los productos ecológicos son exclusivos y caros de producir por lo que su compra también es más cara que los productos convencionales y por tanto no son aptos para todos los bolsillos.

Como conclusión al dilema entre productos ecológicos o no, en mi opinión, depende de cada uno. En este artículo se expresan los pros y los contras de ambos productos y ya depende de cada persona si quiere o no consumir productos ecológicos.

 

Advertisements

Estupideces virales (I)

Es raro que vuelva a escribir tan pronto, soy consciente de ello, pero es que anoche cuando llegué a casa y le eché el último vistazo del día a Facebook me encontré con la misma maldita imagen que lleváis compartiendo todos más de una semana y mi paciencia tiene un límite.

Hoy me toca hacer el papel de antihéroe, lo que os voy a contar os romperá ese corazoncito de azúcar que tenéis y probablemente entréis en depresión, pero en el fondo lo hago por vuestro bien, para que dejéis de hacer el ridículo compartiendo gilipolleces en redes sociales.

Voy a ser muy directo, ¿de verdad os creéis esta maldita foto? Un elefante acompañado de una leona mientras lleva a “su cachorro” en la trompa, parece una escena eliminada de “El rey león”.

montaje

Esta imagen empezó a circular por twitter el día 1 de abril acompañada del siguiente mensaje:

“We were following a lioness carrying her cub & she was getting really tired. An elephant showed up wanting to help the lioness. The elephant put its trunk down, the cub jumped up & the elephant carried the lion cub!! By: Sloof Lirpa.”

Que significa:

“Estábamos siguiendo a una leona que llevaba a su cachorro y estaba muy cansada. Un elefante apareció queriendo ayudar a la leona. ¡El elefante bajó su trompa, el cachorro saltó sobre ella y el elefante llevó al cachorro de león! Por: Sloof Lirpa.”

La primera pista de que esto es un fake como una catedral es el nombre del autor del texto, ese tal “Sloof Lirpa”, ya que si leemos su nombre al revés sería “April Fools”, que hace referencia al “April Fool´s Day”, que literalmente significa “día de las bromas de abril”, celebrado el día 1 de abril en muchos países.

Esto es algo que se le puede pasar a mucha gente, es normal, sobre todo cuando aquí en España el día 1 de abril no es festivo.

Para darse cuenta de la siguiente pista hay que ser un poquito observador y pensar, cosa que cada vez cuesta más, visto lo visto. Cuando tenemos dos “objetos” de diferente tamaño (en este caso elefante y leona) y los iluminamos con una misma fuente de luz (en este caso el sol), la sobra que proyecta el objeto de mayor tamaño será más grande que la sombra que proyecta el objeto de menor tamaño (para ser exactos habría que tener en cuenta también la distancia que separa a ambos animales entre sí y la que los separa de la cámara que captó la “foto”, pero como los animales parecen estar muy cerca el uno del otro todo esto resulta irrelevante).

Pues bien, la sombra que proyecta el elefante tiene prácticamente la misma amplitud que la que proyecta la leona, a pesar de la gran diferencia de tamaño entre ambos animales ¿qué podemos deducir de esto? Pues que ambos animales fueron fotografiados con un ángulo de incidencia distinto de la luz solar, algo imposible en una foto que no sea un montaje cutre.

Por si aún os queda un resquicio de esperanza de que esta idílica imagen sea real, os dejo las fotos originales de los tres animales por separado, siento mucho haber destrozado vuestros sueños y ser el culpable de vuestra depresión incipiente, espero que me perdonéis.

Para finalizar os daré una pequeña dosis de realidad, resulta que elefantes y leones son enemigos por naturaleza, ya que los jóvenes elefantes son un exquisito manjar para las manadas de leones, además, un elefante adulto no dudará en pisotear a un león si su cría corre peligro. Este tipo de comportamiento ha sido registrado muchísimas veces y existen numerosos documentales y vídeos donde podéis comprobarlo, nada que BBC o National Geographic no puedan solucionar.

No os creáis nada de lo que os cuenten y, de lo que veáis, solo la mitad.

Conodonto: del enigma al fósil

¡¡¡Buenos días amigos de CurioBlogsite!!!

Hoy traemos un artículo de misterios, antigüedades, biología y descubrimientos…

Luís Collantes es Geólogo por la Universidad de Huelva, estudiante del Máster en Paleontología Aplicada (de los de verdad) en la Universitat de València, investigador del Grupo de Geociencias Aplicadas “GAIA” y divulgador científico que con su cuenta Geólogo en prácticas ha conseguido enseñarnos mucho acerca de su mundo. Y, además, ha querido colaborar con nosotros y hablarnos de estos maravillosos animales: los conodontos.


 

Incertae sedis

No es extraño para un paleontólogo, y más cuando hablamos de rocas del Paleozoico, sacar a la luz organismos de afinidad o categoría taxonómica incierta. Pero al observar la abundancia y recurrencia de algunos de estos organismos en el registro fósil, uno se plantea la posibilidad de sacarles partido y utilizarlos como “herramientas de trabajo”, independientemente de su filogenia.

Este fue, en un inicio, el caso de los “elementos conodontos” (Fig. 1).

Figura_1(3)

Figura 1: Fotografías de elementos conodontos extraídas de Conodonts from the Glen Dean Formation (Chester) of the Illinois basin (Rexroad, 1958).

 

La historia de un enigma

En 1856, el biólogo rigués Christian H. Pander describió por primera vez una especie de microfósiles compuestos por apatito (fosfato cálcico) con un cierto parecido a los “dientes de un vertebrado” (Fig. 2). Con el paso de los años, estos microfósiles se volvieron tremendamente abundantes y diversos, por lo que eran usados recurrentemente por los geólogos y paleontólogos para datar y correlacionar estratos con gran precisión, en pleno auge de la Cartografía Geológica de cara a la prospección de petróleo. Sólo tenían un problema: nadie era capaz de asignarlos a un organismo concreto.

Algunos afirmaban que eran peces primitivos, otros decían que eran más afines a los gusanos, e incluso se llegó a debatir si eran algún tipo de estructura vegetal (cf. Knell, 2012). Conforme los estudios avanzaban, más y más formas salían a la luz, hasta tal punto que llegaron a formarse escuelas dedicadas únicamente al estudio de los conodontos, cuyos artículos estaban enfocados en su totalidad a los avances relacionados con estos pequeños microfósiles fosfáticos, provocando en el mundo de la Paleontología una “fiebre de los conodontos” que se extendió durante más de un siglo.

Figura_2(2).jpg

Figura 2: Lámina 2 extraída de Monographie der Fossilen Fische der Silurischen Systems der Russisch-Baltischen (Pander, 1856), primer trabajo en el que se describen los elementos conodontos.

 

Y el enigma se hizo fósil

Y, al igual que otros grandes descubrimientos de la Historia, fue la casualidad la que desveló el misterio. En 1983, el conservador de un museo escocés encontró en un cajón el fósil de un pequeño organismo de cuerpo alargado que se encontraba sin catalogar (Briggs et al., 1983). Al estudiarse con mayor detalle, se observó que dicho fósil estaba rodeado de una gran cantidad elementos conodontos de una morfología similar. El estudio en profundidad de dicho espécimen determinó que dichos elementos conodontos estaban asociados al organismo en cuestión, haciéndose oficial el nacimiento del “animal conodonto” (Fig. 3).

Figura_3.jpg

Figura 3: Primer espécimen de conodonto históricamente documentado procedente del Carbonífero inferior de Escocia. Fotografía del Dr. R. J. Aldridge.

 

Pero entonces ¿qué son los conodontos?

A día de hoy está globalmente aceptado que los conodontos eran una clase de pequeños cordados marinos, asignados con dudas al grupo de los agnatos, con una morfología similar a la de las actuales anguilas, con grandes ojos y una serie de elementos dentiformes (elementos conodontos) dispuestos de forma bilateralmente simétrica. Pese a su siniestra apariencia, se piensa que eran organismos filtradores cuya dieta se basaba en el plancton, aunque todavía no se tiene clara la función exacta de los elementos conodontos (Fig. 4).

Figura_4(1).jpg

Figura 4: Recreación del conodonto Promissum pulchrum. Ilustración de Nobu Tamura, 2015.

 

Los conodontos habitaron los mares desde el Cámbrico inferior hasta el Triasico superior, cuando se extinguieron definitivamente. Su rápida evolución y diversificación, junto con su abundancia, les confiere un gran valor desde el punto de vista bioestratigráfico. Es decir: permiten datar los estratos con gran precisión y correlacionarlos con otros estratos muy distantes entre sí geográficamente. Es por ello que su estudio ha sido crucial para el desarrollo de la Geología y la Paleontología, siendo uno de los “fósiles guía” más útiles a la hora de trabajar con rocas del Paleozoico.

Los conodontos y el ¿petroleo?

Pero no sólo son útiles para datar las rocas. De hecho, poseen una cualidad que los hace todavía más especiales: son unos magníficos paleogeotermómetros.

Resulta que el hidroxiapatito del que están compuestos los elementos conodontos, al experimentar diferentes grados de temperatura, fruto de la diagénesis de la roca, se altera y cambia de color. ¿De qué nos sirve esto? Pues bien: si comparamos el color de alteración de ciertos conodontos con el grado de alteración térmica de las rocas, podemos establecer relaciones entre dicho color de alteración y el estadio maduración térmica de las rocas propensas a contener hidrocarburos.

Dicho de otra manera: si encontramos conodontos con un color de alteración determinado, podemos saber si esa roca puede albergar o no petróleo. Es por ello que las compañías petrolíferas cuentan entre sus filas con un gran número micropaleontólogos expertos dedicados a estudiar exhaustivamente sondeos de prospección en pos de encontrar los niveles de maduración térmica adecuados. Tanto es así, que se han llegado a desarrollar tablas e índices del color de alteración de estos elementos conodontos, de cara a facilitar el trabajo y así agilizar las prospecciones (Fig.5)

Figura_5(1).jpg

Figura 5: Índice de color de alteración de los conodontos según Epstein et al. (1987).

Y esta es la historia de cómo un organismo pasó de ser uno de los misterios más enigmáticos de la historia de la Paleontología a uno de los fósiles más importantes para la Comunidad Científica y la industria del petróleo.

Referencias

Briggs, D. E. G,  Clarkson, E. N. K & Aldridge, R. J. 1983. The conodont animal. Lethaia, 16, 1-14.

Epstein A. G., Epstein J. B. & Harris L. D. 1977. Conodont Colour Alteration- an index to organic metamorphism. United States Geological Survey Professional, Washington, 995, 1–27.

Knell, S. J. 2012. The Great Fossil Enigma: The Search for the Conodont Animal. Indiana University Press, Bloomington, 440 pp.

Pander, C. H. 1856. Monographie der Fossilen Fische der Silurischen Systems der Russisch-Baltischen. Buchdruckerei der Kaiserlichen Akademie der Wissenschaften, 91 pp.

Rexroad, C. B. 1958. Conodonts from the Glen Dean Formation (Chester) of the Illinois basin. Illinois State Geological Survey, 209, 27 pp.

Figura_5(1).jpg

Herpetofauna (I): psicodélico

Pues sí, parece que los astros se han alineado y vamos a tener artículo sobre zoología, ¿el motivo de mi ausencia estos meses? Principalmente que no tenía ni tiempo, ni ganas de escribir y, para hacer las cosas mal, mejor no hacerlas. Últimamente he estado saliendo bastante al campo y eso ha hecho que vuelva la inspiración, así que he decidido poner a mi pequeño y retorcido cerebro a trabajar. Colocad el culito en un asiento cómodo, poneos las gafas para ver “de cerca” y disfrutad.

Si tuviese que describir al animal del que voy a hablaros hoy con una única palabra, seguramente sería “psicodélico”. Y es que nos encontramos con un ser de aspecto inconfundible, con el cuerpo comprimido lateralmente, una cola prensil, extremidades largas y delgadas con dedos oponibles en disposición 3+2, ojos prominentes e independientes entre sí, cabeza con casco que acaba en una cresta curvada, una lengua tan larga como la longitud total de su cuerpo cuyo extremo acaba en forma de maza pegajosa y, por si fuera poco, cambia de color (gracias a sus cromatóforos, células pigmentadas muy molonas) dependiendo de su estado reproductor, estado de ánimo y necesidades de termorregulación. Una puta pasada.

Para los que no sabéis a qué animal me refiero, os daré una última pista, su nombre empieza por “cama-” y termina por “-león”. Si aún no lo adivináis, vuestra adicción al pegamento os ha pasado factura y necesitáis ayuda de un profesional.

Los que no tenéis ningún tipo de adicción destructiva y gozáis de una capacidad de deducción normalita seguro que lo habéis acertado, me refiero al camaleón y, aunque las características que he mencionado anteriormente son aplicables a la mayoría de las especies (alguna excepción hay por ahí), yo me centraré en el camaleón común Chamaeleo chamaeleon.

DSC_6507.jpg

Imagen 1. Ejemplar de camaleón común sobre una rama. Fotografía propiedad de Germán Franco Polo, si se te ocurre usarla sin mi permiso haré que te empapelen, cosillas de los derechos de autor.

El camaleón común es, sin duda, uno de los reptiles más jodidamente maravillosos de la herpetofauna ibérica. Esta joya de animal se distribuye por puntos concretos del sur de la Península Ibérica, así como en Malta, Italia, Creta, la costa mediterránea africana y el sur de la Península de Anatolia. Sitios donde el fresquito abunda (nótese la ironía), esto se debe a que es un reptil tremendamente termófilo, puedes encontrar camaleones a las 14:00 en pleno mes de Agosto en un día de terral malagueño (aire calentito que hace que se te caigan las pestañas) subidos en lo más alto de una retama soleándose, mientras el resto de reptiles están escondidos debajo de piedras y troncos para no tostarse.

¿Qué ocurre si encontramos un camaleón en Madrid, por ejemplo? Pues que algún “espabilao” ha decidido llevárselo de recuerdo tras sus vacaciones veraneando en el litoral andaluz, se ha dado cuenta de que es un animal que puede tener muy mala leche y ha decidido soltarlo, condenándolo a morir en cuanto llegue el frío invierno. En este caso hay que avisar al SEPRONA para que se encargue del animal y de empapelar al “espabilao”. Esto afortunadamente es cada vez menos frecuente, aun así las poblaciones de camaleón siguen sufriendo la destrucción de hábitat y los atropellos, no obstante la especie muestra una lenta expansión (son lentos para casi todo).

DSC_6460.jpg

Imagen 2. Un camaleón común atropellado en un carril. Fotografía propiedad de Germán Franco Polo, si se te ocurre usarla sin mi permiso haré que te empapelen, cosillas de los derechos de autor.

Su hábitat favorito son las dunas costeras y los retamares mediterráneos donde abundan los insectos, base de su alimentación. Y es a la hora de alimentarse cuando el camaleón se pasa su lentitud por la cloaca, ya que para capturar a sus presas proyecta su larga lengua a tal velocidad que solamente las cámaras de alta velocidad son capaces de captar el momento con todo detalle.

Son animales diurnos, solitarios y territoriales. En la época de celo (Julio-Septiembre) los machos se tornan muy agresivos con sus congéneres, especialmente si hay alguna hembra de por medio. Lo más probable es que el macho cachas de la retama sea el pretendiente ganador, en cuyo caso morderá apasionadamente a la hembra y a partir de aquí todo es lujuria y desenfreno reptiliano. Para realizar la puesta la hembra bajará a tierra y excavará un agujero a los pies de algún arbusto, en este depositará hasta 30 huevos que eclosionarán en el verano siguiente. Imaginaos el tostón que tiene que ser cavar un agujero con esas patitas, no es de extrañar que esta ardua tarea llegue a ocupar una noche entera, de hecho algunas hembras no superan el tremendo agotamiento post-puesta y mueren al finalizarla.

¿Qué más queréis que os cuente? Es un animal simplemente alucinante, si tenéis la suerte de ver alguno observadlo sin molestarlo, en el caso de que os muerda puede tardar bastante en soltar y, aunque no va a destriparos ni a esparcir vuestros restos por el retamar, no es agradable.

En resumen: los camaleones molan mucho y, como cualquier ser vivo, merecen nuestro respeto.

DSC_7050

Imagen 3. Detalle de la cabeza de un camaleón común. Fotografía propiedad de Germán Franco Polo, si se te ocurre usarla sin mi permiso haré que te empapelen, cosillas de los derechos de autor.

P.D. Si descubro, querido lector, que eres de esos “espabilaos” que se dedica a secuestrar camaleones o a cualquier animal para condenarlo a una muerte segura, seré yo quien te secuestre a ti y no te gustará.

Nuevos Isótopos Conocidos. El Calcio Más Pesado

Investigadores de la Universidad Estatal de Michigan (MSU) y del Centro RIKEN Nishina de Japón han descubierto nuevos isótopos raros de los elementos fósforo, azufre, cloro, argón, potasio, escandio y, el más importante, calcio. Estos son los isótopos más pesados de dichos elementos jamás observados.

Los isótopos de corta vida sintetizados más interesantes durante un reciente experimento en el RIKEN son el calcio-59 y el calcio-60, que son los isótopos de calcio con más neutrones conocidos, es decir, los más pesados. El núcleo de calcio-60 tiene 20 protones y el doble de neutrones, teniendo así 12 neutrones más que el isótopo estable de calcio más pesado, el calcio-48. Dicho isótopo estable se desintegra tras vivir cientos de quintillones de años, o 40 trillones de veces la edad del universo. En contraste el calcio-60 vive durante unas pocas milésimas de segundo.

Oleg Tarasov, físico del National Supercoducting Cyclotron Laboratory (NSCL) del MSU, explica que probar la existencia de ciertos isótopos de elementos puede llevar a un mejor entendimiento científico de la fuerza nuclear, antigua misión en la ciencia nuclear. “En el corazón de un átomo, protones y neutrones se mantienen juntos por la fuerza nuclear, formando los núcleos atómicos. Los científicos siguen buscando que combinaciones de protones y neutrones pueden existir en la naturaleza, incluso si es sólo por fugaces fracciones de un segundo.”

Alexandra Gade, profesora del MSU y científica jefe del NSCL, está interesada en la comparación de los nuevos descubrimientos con los modelos nucleares. De alguna manera, estos modelos muestran imágenes del núcleo a diferentes resoluciones. “Algunos de estos modelos que describen el núcleo a la mayor resolución predicen que 20 protones y 40 neutrones no podrían estar juntos formando un Ca-60. El descubrimiento del calcio-60 estimulará a los científicos teóricos a identificar ingredientes que faltan en sus modelos.”

Dos de los otros nuevos isótopos, S-49 y Cl-52, tampoco estaba predicho que pudieran existir por los modelos de baja resolución. Sus ingredientes también se pueden redefinir ahora.

Crear e identificar nuevos isótopos es la versión de la física nuclear del clásico problema de encontrar una aguja en un pajar. Para sintetizar estos nuevos isótopos, investigadores han acelerado un intenso haz de partículas pesadas de zinc contra un bloque de berilio. En los “escombros”, resultados de la colisión, hay una minúscula probabilidad de que se forme un isótopo raro como el calcio-60. En el futuro es posible que se consiga formar calcio-68 o incluso calcio-70.

tarasova2

La ilustración muestra un gráfico usado para identificar los diferentes núcleos producidos en la medida. Z es el número de protones y A/q es la relación entre el número de protones y neutrones (A) y la carga (q). Todos los núcleos a la derecha de la línea roja han sido observados por primera vez en esta medida.

Para más información:

O. B. Tarasov et al. Discovery of Ca60 and Implications For the Stability of Ca70, Physical Review Letters (2018)

Conociendo mejor la partícula de Higgs

Físicos de la Universidad de Bonn (Alemania) han tenido éxito en poner un gas superconductor en un estado exótico. Su experimento nos da nueva información sobre las propiedades de la partícula de Higgs, y también sobre las características fundamentales de los superconductores.

Para sus experimentos los científicos han usado un gas de átomos de litio, el cual han enfriado significativamente. A cierta temperatura, el estado del gas cambia abruptamente, dándose una transición de fase, y se vuelve un superconductor, conduciendo la corriente sin ningún tipo de resistencia.

El litio gas cambia a un estado más ordenado en dicha transición de fase. Esto incluye la formación de los llamados pares de Cooper, los cuales son combinaciones de dos átomos que aparentan comportarse como una única partícula desde el exterior.

Parejas de baile atómicas

Estos pares se mueven juntos, y lo pueden hacer sin separarse con otros átomos o parejas. Esta es la razón de la superconductividad. Pero qué ocurre cuando tratas de excitar estos pares.

“Hemos tratado de iluminar el gas con radiación microondas”, explica el Doctor Michael Köhl, desde el Instituto de Física de la Universidad de Bonn. “Esto nos ha permitido crear un estado en el que los pares empiezan a vibrar y la calidad de la superconductividad oscila muy rápido. Un momento el gas es buen superconductor, al siguiente es malo.”

Esta común oscilación de los pares de Cooper corresponde al bosón de Higgs, descubierto en el Acelerador CERN en 2013. Como este estado es muy inestable, sólo un puñado de grupos en el mundo han conseguido producirlo.

Los experimentos nos dan una visión de ciertas propiedades físicas del bosón de Higgs. Por ejemplo, los físicos esperan que estudios como este les permitan entender mejor la “muerte” de estas partículas de corta vida a mediano plazo.

Pero los experimentos son también interesantes por otra razón. Muestran una manera de activar y desactivar la superconductividad muy rápida. Los superconductores normalmente tratan de mantenerse en su estado de conductividad todo el tiempo posible. Pueden ser disuadidos mediante calentamiento, pero es un proceso muy lento. Los experimentos muestran que en principio este proceso puede ser miles de veces más rápido. Este hecho podría permitir aplicaciones completamente nuevas para los superconductores.

Para más información:

A. Behrle, T. Harrison, J. Kombe, K. Gao, M. Link, J.-S. Bernier, C. Kollath & M. Köhl: Higgs mode in a strongly interacting fermionic superfluid; Nature Physics (2018); DOI: 10.1038/s41567-018-0128-6

Cosechadores de agua. Obteniendo agua del aire.

Científicos de la universidad de Berkeley han demostrado, con pruebas en un desierto, que su recolector de agua funciona, obteniendo agua fresca a partir del aire, únicamente mediante la luz solar.

El dispositivo, es capaz de obtener agua cada ciclo día/noche, usando un MOF (metal-organic framework (red organo-metálica)) que absorbe humedad durante la noche, y por el día libera el agua gracias únicamente al calor del sol. Esto permite obtener agua en condiciones de baja humedad y a bajo coste, siendo ideal para la gente que vive en zonas del planeta con gran escasez de agua.

“No hay nada como esto”, dice Omar Yaghi, inventor de la tecnología fundamental del recolector. “Opera a temperatura ambiente, a plena luz del sol, y, sin necesidad de proporcionarle energía extra, se puede obtener agua en el desierto. Esta experiencia, llevada del laboratorio al desierto, nos ha permitido realmente convertir un interesante fenómeno como la recolección de agua en una ciencia.”

Scottsdale-Geography

Desierto de Scottsdale

El ensayo en el desierto de Scottsdale, cuyas humedades caen de un 40% por la noche hasta un 8% durante el día, han demostrado que la recolección debería ser fácil de aumentar simplemente añadiendo más absorbente de agua, el MOF. Los investigadores anticipan que con el MOF actual, el 801 (MOF-801), hecho de zirconio (Zr), se puede recolectar 0.2L de agua por Kg del MOF y día. Pero han creado también un MOF basado en aluminio, llamado MOF-303, que es 150 veces más barato, y captura el doble de agua en pruebas de laboratorio.

Las redes organometálicas son sólidos con tantos canales internos y agujeros que una pieza del tamaño de un terrón de azúcar puede tener una superficie interna del tamaño de seis campos de fútbol. Esta superficie absorbe fácilmente gases o líquidos, pero los libera fácilmente cuando se calienta. Varios tipos de MOF ya se han probado para almacenar hidrógeno en vehículos de hidrógeno, absorber dióxido de carbono, o guardar metano, entre otras aplicaciones.

El recolector es esencialmente una caja dentro de otra caja. La caja interior contiene granos del MOF, con contacto al aire para absorber la humedad. Dicha caja interior está encerrada en un cubo de plástico transparente. El agua se condensa en la caja exterior, y cae a la parte inferior, donde es recogida. Los ingenieros pueden configurar el recolector según las condiciones (Arizona, Mediterráneo, etc.) para cada MOF utilizado.

“El desarrollo clave ha sido que pudiera trabajar a baja humedad, que es lo que nos encontramos en las regiones áridas del planeta”, nos explica Yaghi. En estas condiciones, el dispositivo es capaz de recolectar agua incluso sin que se forme rocío.

La próxima prueba de campo será con el MOF de aluminio en el Valle de la Muerte, del desierto de Mojave, en verano, lugar con el récord de la temperatura del aire más alta registrada con fiabilidad en el mundo, y donde la humedad por las noches alcanza valores tan bajos como el 25%.

Para más información:

O. M. Yaghi et al. Practical water production from desert air, Science Advances Vol. 4, no. 6 (08 Jun 2018)