Gusano multiusos

Uno de los grandes temores de la gente al bañarse en un río, lago o pantano es salir del agua con pequeños gusanos llamados sanguijuelas enganchados en el cuerpo y chupando su sangre, esto se debe principalmente a la clásica demonización que hacen las novelas y series de televisión con algunos animales, pero ¿con qué frecuencia puede ocurrir esto? Pues con una extremadamente baja y cada vez menor, de hecho pocas personas en Europa Occidental han tenido la suerte de ver a una sanguijuela en su medio natural.

Sanguijuela 1.jpg

Un precioso ejemplar de Hirudo medicinalis, no entiendo por qué la gente prefiere los videos de gatos en internet, las sanguijuelas molan mucho más.

Pueden vivir en prácticamente cualquier hábitat húmedo o dulceacuícola, pero la disminución de sus poblaciones debida a la destrucción y polución de su hábitat ha llevado a muchos países a incluirlas en listas de protección.

Hay unas 600 especies de sanguijuelas o hirudíneos, pertenecen al filo de los Anélidos, animales que se caracterizan por tener el cuerpo segmentado, lo que les da la apariencia de estar “anillados”.

El tamaño de las sanguijuelas, dependiendo de la especie, puede ser muy variable, desde escasos milímetros hasta más de 40 cm de longitud, siendo además, su vida media de 27 años. Que no cunda el pánico, nadie va a bañarse en un lago y va a salir del agua con una sanguijuela de casi medio metro enganchada, principalmente porque la mayoría de especies son depredadoras de gusanos, gasterópodos y pequeños vertebrados. La fama de chupasangres se debe solo a algunas especies hematófagas (que se alimentan de sangre) de vertebrados, lo cual ha sido aprovechado por el ser humano, como comentaré más adelante.

Las especies hematófagas poseen mandíbulas cortantes y glándulas salivares con sustancias anticoagulantes (como el péptido hirudina, sirve para que la sangre fluya “con alegría”), vasodilatadoras y anestésicas. Este cóctel hace que la víctima no se percate del ataque, de manera que la sanguijuela puede saciarse sin problemas. Cuando acaba de comer la sanguijuela se desprende dejando una herida que, debido al anticoagulante, sangrará durante varias horas (tranquilidad en las masas, nadie va a morir desangrado por la mordedura de una sanguijuela).

¿Cuándo está saciada una sanguijuela? Cuando su tamaño ha aumentado unas 7 veces, lo que viene a ser un atracón en condiciones, esto es posible porque el sistema digestivo presenta numerosos ciegos para aumentar el volumen de sangre que puede almacenar.

Tal es el aumento de volumen de las sanguijuelas, que cientos de soldados de Napoleón murieron de asfixia en Sinaí tras beber agua infestada de sanguijuelas, estas se agarraron a las paredes de sus esófagos y empezaron a alimentarse.

Ahora toca digerir la sangre, las sanguijuelas producen unas enzimas llamadas exopeptidasas intestinales, estas serán las principales responsables de la degradación de la sangre, pero también colaboran enzimas proteasas procedentes de la comunidad bacteriana simbiótica que habita en el tracto digestivo de la sanguijuela. Esta digestión es peculiar, ya que la sanguijuela no secreta endopeptidasas, como si hace la mayoría de animales.

Concretamente las sanguijuelas pertenecen, junto con la famosa lombriz de tierra, a la clase Clitelados, se llaman así porque poseen clitelo, una secreción glandular de los segmentos reproductores que se utiliza para envolver la puesta y protegerla de la desecación, además son hermafroditas.

Si dos sanguijuelas que han producido esperma se cruzan, lo intercambian y guardan el esperma del otro individuo en un receptáculo seminal. Cuando producen óvulos los liberan junto con el esperma del otro individuo para que la fecundación se produzca en el clitelo, así los huevos estarán protegidos.

El clitelo es fácilmente visible en lombrices, en sanguijuelas pasa desapercibido, básicamente porque estas son de hábitos acuáticos y no necesitan desarrollarlo tanto.

Obviamente ya estáis hasta las narices de que os de la chapa con lo que son las sanguijuelas, pero ¿por qué son gusanos multiusos?

Pues bien, las sanguijuelas se usan desde hace miles de años para realizar sangrías (extracción de sangre con el fin de tratar alguna dolencia, lo que a priori no tiene sentido ninguno), concretamente la especie Hirudo medicinalis. Actualmente su uso se limita a determinadas unidades de quemados y en microcirugía reconstructiva tras amputaciones.

Puede darse el caso de que la reconstrucción de arterias y venas no sea suficientemente efectiva, pudiéndose acumular sangre en determinadas zonas del miembro reimplantado, en esa situación la sanguijuela actúa como válvula de salida para la sangre acumulada. Se realiza un pequeño corte en el animal mientras está succionando para que la sangre salga por su extremo opuesto a la boca, de modo que no se saciará y seguirá retirando sangre del miembro reimplantado mientras sea necesario.

Sanguijuela 2

Un grupo de sanguijuelas trabajando, pero la mayoría de sanguijuelas no dan un palo al agua.

Obviamente no podemos fiarnos del primer chiflado que nos diga que quiere ponernos sanguijuelas por el cuerpo con fines medicinales, es algo que está regulado y que determinadas clínicas pueden hacer legalmente con la debida autorización. A pesar de esto se siguen usando irresponsablemente en medicina “alternativa” por curanderos. Mucho cuidado con la pseudociencia, si los magufos pudiesen os podrían las sanguijuelas en la cuenta bancaria y no en el cuerpo.

Por si fuera poco, las sanguijuelas también pueden utilizarse como barómetros, que como bien sabéis son instrumentos que sirven para medir la presión atmosférica, pero ¿qué sentido tiene esto?

Resulta que un señor llamado George Merrywather diseñó un instrumento al que llamó “pronosticador del tiempo de sanguijuelas”. Colocó sanguijuelas en 12 recipientes que contenían agua, cuando se aproxima una tormenta baja la presión atmosférica y según Merrywather las sanguijuelas se “alteraban” y ascendían hacia la superficie del agua.

De modo que mientras más sanguijuelas subían por la columna de agua, más probabilidades había de que hubiera que sacar el paraguas.

El porcentaje de aciertos del invento de Merrywather fue lo suficientemente alto como para ser presentado en la “Gran Exposición de los trabajos de la Industria de todas las naciones” de 1851, pero quedó eclipsado por barómetros más sofisticados (obviamente meter a 12 gusanos en recipientes da resultados demasiado exactos).

Sanguijuela 3

Una réplica del aparatito de Merrywather, el original nadie sabe dónde está y parece que tampoco es importante.

Como podéis ver el mundo animal es impresionante y nada es lo que parece.

 

Advertisements